Proceso creativo de Cierra los ojos, Ona. Escrito por Raquel Piñero e ilustrado por Arancha Perpiñán.

 

«Ona es una pequeña rana que salta sin parar en su charca, pero que, cuando llega la hora de irse a la cama, nunca quiere dormir.»

 

Cierra los ojos, Ona es un precioso álbum infantil ilustrado para introducir a los niños en el yoga infantil, enseñándoles técnicas de relajación y respiración, y practicar Mindfulness en familia.

Junto a un texto sugerente y poético, que invita a la relajación y a la tranquilidad, se ha creado un mundo alrededor de ternura, cariño y calma, gracias a las ilustraciones que complementan la historia, sumergiéndonos en una paleta de verdes, azules, lilas y rosas, con trazos originales de grafito, composiciones salpicadas de plantitas y orientando su total atención a la pequeña Ona, con sus miedos y sus grandes sueños.

El punto de partida para dar vida a la historia de Ona y su mamá ha sido sumergirme en un moodboard creado específicamente para el proyecto, donde fui recopilando todas aquellas imágenes que me sirvieran como documentación e inspiración. Para mí los moodboards, o tableros de inspiración, son una poderosa herramienta que siempre empleo al inicio de cada trabajo y que me permiten lograr claridad, uniformidad y coherencia en el proyecto.
Para realizar los moodboards yo suelo crear un tablero secreto en mi cuenta de Pinterest y ahí voy guardando todo cuanto considere necesario: fotografías que me inspiren para crear los personajes y los fondos, tipografias, paletas de colores, texturas, bibliografía,… hasta fotografías que reflejen las emociones que quiero transmitir.

 

 

Elementos de vegetación. Proceso creativo de Cierra los ojos, Ona.

 

El personaje principal surgió tras varios bocetos, pero relativamente pronto, hasta dar con una pequeña rana inocente y “achuchable”. Y a partir de ahí, se creó el storyboad que nos permite tener una visión global del diseño de las ilustraciones que conformarán el libro, jugando con el ritmo gráfico de la historia y las composiciones de las ilustraciones para ofrecer una alternancia de planos y recursos que ofrezcan una buena narración visual.

 

 

 

Bocetos para el storyboard. Proceso creativo de Cierra los ojos, Ona.

 

Todas las ilustraciones del libro están realizadas en técnica mixta, combinando el dibujo original a lápiz de grafito con el color digital.

 

Para dibujar empleo lápices de grafito, los habituales que pueden encontrarse fácilmente en tiendas especializadas. Y a veces los complemento con grafito puro y lápices PITT.

 

Me gusta mantener tal cual el dibujo realizado a lápiz, con la línea, sombras y texturas. Me encanta la calidez que aporta el grafito a la ilustración, ofrece una textura y un aspecto manual que dificilmente se iguala digitalmente.

 

Cada dibujo lo realizo de forma independiente. Cada personaje, incluso a veces cada planta o elemento del fondo, lo realizo por separado. Debido a las dimensiones de las ilustraciones finales, es la forma más cómoda para mí de realizar los dibujos, de garantizar una amplísima resolución, a la vez, que poder jugar a posteriori con las proporciones y las composiciones.

 

 

Dibujos a lápiz de los personajes. Proceso creativo de Cierra los ojos, Ona.

 

Una vez escaneado los dibujos originales, el total del trabajo restante lo realizo en el ordenador. Tras una fase de limpieza del dibujo original para eliminar cualquier impureza o motita de polvo, paso a realizar la composición final siguiendo el storyboard.

 

La aplicación del color es mi último paso y el que realmente da luz al proyecto. Gracias a diferentes tipologías de pinceles digitales coloreo las ilustraciones y las doto de atmósfera, sombras y texturas, creando un conjunto final listo para publicar. Y para ello, me valgo de mil capas diferentes de photoshop, con sus correspondientes máscaras de recorte. Un aparente lío que a mí me resulta imprescindible para obtener los efectos deseados y poder realizar los cambios necesarios posteriormente. La versatilidad de trabajar el color digitalmente es infinita.

 

 
 
Coloreado digital. Proceso creativo de Cierra los ojos, Ona.